0034610206592 [email protected]

Las etapas o fases en las que podemos dividir un tratamiento de adicciones:
1. ETAPA DE MOTIVACION
En muchos casos no se contempla como una primera etapa en un Tratamiento de Adicciones pero nos parece importante incluirla pues realmente aquí es donde empieza el proceso de curación del paciente. Esta primera etapa se caracteriza por la búsqueda de ayuda por parte del paciente. Esta búsqueda puede ser directa pero normalmente el paciente acude a un Centro Terapéutico para tratar adicciones impulsado por un familiar/ es directo/s que le ayudan a tomar la determinación.
Es normal que determinadas circunstancias (una separación, un accidente de tráfico,…) actúen como elementos que provocan el cambio, y en muchas ocasiones, ya se ha acudido con antelación a un médico ó psiquiatra que, al evaluar al paciente, le ha recomendado iniciar un tratamiento. En muchos casos, la adicción permanece silente a ojos de los demás ( inclusive el propio paciente) y los síntomas que diagnostica un especialista que desconoce el consumo pueden llevar a confundir la enfermedad de la adicción con una patología dual, depresión, ansiedad… pues normalmente se esconde la existencia de un consumo de alcohol, cocaína, marihuana , y la prescripción de benzodiacepinas termina por complicar la situación, más que arreglarla. Esta situación desgraciadamente más común de lo que nos pensamos lleva a una doble dependencia ( la de la substancia consumida en un principio, y ocultada al profesional) y la derivada de las pastillas prescritas con fines terapéuticos pero con un elevado componente adictivo.

2. INICIO DEL TRATAMIENTO
Comporta la desintoxicación de tipo físico, que tendrá una duración mayor ó menor en función de la/s substancias consumidas y el nivel de adicción presente en el paciente.
Esta desintoxicación se acompaña de ciertos medicamentos que evitarán los síntomas físicos que suponen privar a nuestro organismo de las substancias adictivas. El soporte médico – psicológico atento y pleno nos proporcionará las pautas para afrontar esta etapa con eficacia y sin ningún síndrome de abstinencia ó efecto similar en el paciente quién siente que está
No obstante, es importante remarcar que el tratamiento que proponemos siempre responde a una premisa: es un programa libre de cualquier substancia adictiva por lo tanto no se contemplan reducciones en el consumo pues sabemos que no es el modo de abordar un tratamiento de adicciones con éxito.

3. CAMBIO DE HÁBITOS
La desintoxicación se acompaña de un cambio de hábitos por parte del paciente: en términos más específicos hablaríamos de Deshabituación y consiste en substituir aquello que no nos funciona en nuestra vida por modelos de actuación y comportamiento que nos proporcionen bienestar y valor ( asumir responsabilidades, cuidarse, dejar de hacer según qué cosas que nos perjudicaban…). Aquí empieza a cobrar toda su significación la terapia de grupo e individual pues en ella el paciente explicará a otros que se hallan en su misma situación, todas sus vivencias, inquietudes y se identificará con otros que están empezando a vivir sin consumir substancias adictivas. Normalmente esta etapa, cuya duración depende de cada paciente es la que plantea el mayor número de preguntas no tan solo por parte del paciente adicto, sino también por parte de familiares, parejas, amigos.( ¿Cuánto tiempo tardaré en «curarme»?,¿Podré volver a mi lugar de trabajo en breve?…). Todas estas preguntas, y otras muchas que se plantean de forma regular y reiterada por parte de muchos pacientes, tienen solución y en todos los casos el tiempo y la asistencia a terapias es el único medio que permitirá al paciente ir progresando y estando cada vez mejor y más alejado de alcohol, cocaína , marihuana ó cualquier otra droga que estuviera consumiendo.
Lo que está claro es que no existen sistemas mágicos que acorten estos tiempos y no debemos confundir nunca una posible desintoxicación física( que pudiera durar días,ó semanas) con una deshabituación: (Por ejemplo dejar de fumar plantea una fase de desintoxicación de unos días, transcurridos los cuales ya no debiera existir en el organismo ningún rastro de nicotina, al haberse expulsado ésta: todos comprendemos que por el hecho de haber transcurrido dos semanas por ejemplo no podemos decir que el indivíduo ya ha dejado de fumar y nunca más volverá a hacerlo, pues el componente psicológico («enganche» psicológico) está presente y continuará estando ahí durante mucho tiempo.
4. INTEGRACIÓN
En esta última etapa de Rehabilitación el paciente vuelve a integrarse en un ámbito familiar, laboral,… El objetivo claro de esta etapa es el Mantenimiento de la Abstinencia de forma Duradera y del mejor modo posible para el paciente quién ya aprecia en su vida cambios significativos que le compensan claramente y permiten este mantenimiento en el tiempo.
Esta etapa ha sido previamente preparada con terapeutas, psiquiatra, psicólogo y, en todos los casos se creará una estrategia personalizada, única para cada persona.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies