0034610206592 [email protected]

Cannabis sativa es el nombre científico de la planta de marihuana.

Se consume en forma de porros, a partir de las hojas y flores secas de la planta , ó bien combiando con tabaco y resina que se compra en forma de tabletas ó bolas ( hachís).

El componente que se halla presente en el cannabis es el THC ( tetrahidrocannabiol) y es el que actúa sobre el cerebro, siendo causante de los efectos que tiene en el organismo.

  1. La marihuana es “natural” y por ello no hace tanto daño como las drogas sintéticas. Este es un hecho completamente FALSO pues la substancia que contiene la marihuana (THC) es extremadamente potente y da lugar a efectos a corto y largo plazo que se han mostrado como muy peligrosos y se han demostrado clínicamente.  Por otra parte la concentración de THC se ha ido incrementando progresivamente debido al cultivo cada vez más modificado de la planta y a la selección de las variedades con mayor contenido en susbstancias psicoactivas.
  2. Si la quieren legalizar es porque no debe ser tan mala y además tiene utilidad medicinal.  El cannabis es la droga ilegal más consumida en todo el mundo:  también el alcohol y tabaco que son legales. Tiene graves efectos sobre el organismo y su condición de “legal” es un aspecto que lo hace independiente de su peligrosidad: existen otros condicionantes de tipo legal, administrativo y sobre todo aspectos económicos que pueden llevar a “legalizar “ una substancia. Su utilización “ medicinal”  no se refiere a la forma de marihuana fumada y en ningún caso su uso puede ser justificado al existir alternativas reales que terapéuticamente no solo pueden resultar más efectivas sino que , en ningún caso presentan los efectos no deseables que el uso del cannabis comporta.
  3. Actúa como un calmante que me relaja. Al revés, su uso potencia la aparición de transtornos de ansiedad, e incluso otros del estado de ánimo como la depresión. En realidad existe una sensación generalizada de cansancio y falta de energía por parte de quien la consume asiduamente, en lo que se ha venido en denominar el Síndrome amotivacional.
  4. Es mucho peor el alcohol para conducir pues la marihuana casi no me afecta. COMPLETAMENTE FALSO: La marihuana es extremadamente peligrosa cuando conducimos pues actúa a nivel motor, enlenteciendo los reflejos: el usuario no reaccionará ante un imprevisto del mismo modo que un conductor “normal”: Esta lentitud en el tiempo de reacción ( como ir “ a cámara lenta” )es lo que determina la posibilidad de sufrir un accidente. Hemos de tener en cuenta que a nivel cognitivo, los efectos del consumo de cannabis duran unas 48 horas después del consumo, por lo cual existe una  situación de limitación cognitiva constante en quien fuma marihuana de forma frecuente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies